Flores a domicilio a cualquier hora

14 Oct

Es una de las ventajas. Me despierto, intranquilo, tras un sueño ligero, con pesadillas que flores-a-domicilio-a-cualquier-horaahuyentan de mí al sueño, lo hacen huir y creo que no volverá. Ese subconsciente martillea mi tranquilidad, queriéndome recordar que hay algo pendiente. Me incorporo sobre la cama, bebo un sorbo para intentar calmarme y ordenar mis ideas buscando la causa que han provocado el desvelo.

Unos pocos segundos son suficientes para darme cuenta del motivo de las inquietudes, de los nervios ocultos. Hay un momento especial muy cerca, a pocas horas, a punto de llegar. Es su cumpleaños, llega a los treinta tras un época difícil, complicada e incluso tormentosa. No me lo perdonaría dejarlo pasar sin hacerle llegar y hacerle sentir que gastado un minuto en acordarme del momento.

Enviar flores a Madrid

Otro sorbo de agua para acabar de despejarme y salto de la cama para buscar mi regalo. Unas cuantas búsquedas en Internet y me doy cuenta de que me gustaría y creo que le gustaría recibir flores. La diferencia horaria hará que en su país amanezca en breve y aunque tengo tiempo, quiero cerrarlo cuanto antes. Busco flores a domicilio a Madrid y entro en una de las floristerías online que me transmite buenas sensaciones. Me pierdo entre flores, rosas, liliums, calas, orquídeas, margaritas, jacintos, tulipanes, cestas de plantas… La oferta es enorme y la belleza de los productos… me haría comprar una de cada.

Me decanto por un jarrón de gerberas y margaritas. Son frescas, juveniles, coloridas, con una presentación impecable y a muy buen precio. Tanto es así que la acompaño con una botella de vino. Cierro la compra con unos cuantos clics. Vuelvo a la cama. Miro el reloj y me doy cuenta de que faltan 5 horas para que suene el reloj. Me tajo, cierro los ojos y, ahora sí, me voy a dormir.

 

No comments yet

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.