Flores bellas

30 Oct

Cada vez son más las personas que han elegido como opción vivir lo más flores-bellasapartado posible de la ciudad para disfrutar de un estilo de vida lo más natural posible y lo menos vinculado a la contaminación, la aglomeración y el estrés. Este estilo de vida, que también cuenta con algunos inconvenientes, seduce a sus seguidores por unas características que son muy claras muy próximas a la tranquilidad, la naturaleza y por supuesto los espacios verdes.

Estos espacios verdes, plasmados en muchas ocasiones en forma de pequeños jardines, ha permitido que durante las estaciones de la primavera y el verano se haya podido disfrutar al máximo de pequeños vergeles repletos de plantas, flores, árboles y arbustos  a la vez que de los colores, las fragancias, los brillos, las texturas y las continuas floraciones de rosas, tulipanes, gerberas, gladiolos y margaritas.

Una vez que ha pasado ese periodo estrella para la vegetación y para disfrutar de ella llega el otoño, el mal tiempo y el primer ocaso para las especies vegetales. Llega también el momento de recoger y dar cobijo a las plantas y las flores para evitar que el frío y las heladas les provoquen daños o incluso las maten.

Aparentemente es un momento triste, pero también puede disfrutarse mucho realizando y componiendo un invernadero que les dará resguardo para que ese parón vital que se produce durante el otoño y el invierno y hasta la llegada de la primavera. Con una actividad vital muy bajo también es una época bonita ya que no deben abandonarse como mucha gente piensa. Es momento de podar, abonar, cambiar macetas… que puede complementarse con la personalización de invernadero para convertirlo, por sí mismo, de un elemento ornamental.

También se puede mantener el contacto con las flores frescas a través del envío de flores a domicilio, una posibilidad que se puede utilizar durante todo el año.

No comments yet

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.